Marshall Woburn II, el mejor altavoz de la marca

Mejor oferta en: amazon.esAmazon.es
El más barato
La última actualización de precios de Amazon fue: 10/01/2019 15:23 (Informacion)
× Product prices and availability are accurate as of the date/time indicated and are subject to change. Any price and availability information displayed on [relevant Amazon Site(s), as applicable] at the time of purchase will apply to the purchase of this product.
Desde hace ya unos años Marshall ha dejado de producir únicamente amplificadores de guitarra y ha salido de tu zona de confort para empezar a diseñar altavoces para un uso doméstico.

Y después de desarrollar varios modelos de este tipo de altavoz como Kilburn, Stanmore, Acton o Stockwell. Pero es ahora con el Marshall Woburn II cuando la compañía ha finalmente creado uno de los mejores altavoces del mercado con el mejor rendimiento.

El Woburn II es capaz de producir una experiencia de sonido espectacular y además puede ser perfeccionada a gusto de cada oído con el ecualizador disponible en la app o los controles del altavoz.

Vista superior del Marshall Woburn IISi te gusta el diseño que tienen los amplificadores retro, este modelo tampoco te va a decepcionar en este aspecto. A pesar del alto precio del Marshall Woburn II, el altavoz es uno de los modelos más valoración en las revistas del mercado hoy en día.

Diseño

Todos los altavoces de Marshall, como este modelo, tienen un estilo que viene a parecer un amplificador de guitarra de los años 70. Pero a diferencia de otros modelos de un rango más bajos, el Marshall Woburn manos es un altavoz grande y pesado.

De hecho, podrías ponerlo junto a un amplificador pequeño de guitarra real y pasaría desapercibido.

Aparte del tamaño y el peso, el Marshall Woburn II se parece bastante a sus hermanos. Dispone de un grill frontal que cubre toda la parte delantera y, dentro de este grill, se encuentran las letras tan características de la marca en un dorado bien visible.

En la parte de arriba del altavoz se puede encontrar el panel de control con los diales para controlar el volumen, los bajos y los altos independientemente. Además de un interruptor que enciende y apaga el Marshall Woburn. estos controles ayudan al aspecto global a ayuda al altavoz a parecerse a un amplificador roquero.

controles del Marshall Woburn IIPara completar el sistema de control, el Marshall Woburn II tiene dos botones más en la parte superior. El primero para emparejar el bluetooth y el otro para elegir la entrada de audio. Todo tiene un aspecto de aluminio pulido con toques dorados muy elegante.

En la parte de atrás es donde se encontrarían todas las conexiones. De ahí sale la alimentación, las conexiones RCA y una entrada óptica. La entrada auxiliar quedaría en la parte superior del Woburn. En la caja no viene ningún cable de audio y tan solo se suministra el de la alimentación.

Algo que echo en falta, y sobre todo a este precio, son más opciones. Por ejemplo, la aplicación de los altavoces Sonos o de los Bose tiene una app más completa y se integran con una gran cantidad de servicios y radios online. Al menos podrían haber implementado Spotify Connect para hacer todo más inmediato.

Sin embargo, me alegra que hayan utilizado la última versión de Bluetooth 5.0. Gracias a esto el Marshall Woburn II tiene una gran estabilidad al conectarlo con los dispositivos móviles.

Finalmente, hay que mencionar que el altavoz es capaz de actualizase. El proceso de actualización del firmware del Woburn II sería a través de la App, que, como he dicho antes también nos permitiría ajustar el ecualizador mediante el móvil.

No resulta esencial utilizar el móvil para controlar el altavoz pero es mucho más cómodo.

regresar al menú ↑

Rendimiento

Cómo he hecho con el resto de los altavoces Marshall, empiezo probando el Woburn II con los controles de los bajos y altos una posición neutra.

El altavoz dispone de dos altavoces para los altos y un woofer con un altavoz dual de tamaño considerable. El conjunto está alimentado por amplificadores de clase D dándole una potencia total de 110 vatios y un volumen ridículamente potente.

Vista frontal del altavoz Marshall Woburn IIPara empezar, tengo ganas de ver como tiembla todo y me decanto por una canción con un contenido en bajos potentes como es The pretender de Foo Fighters. El Marshall Woburn es capaz de reproducir los bajos creando casi un terremoto en mi casa con las vibraciones. Por cierto, aún estoy probándolo a un volumen medio.

Mi atrevo a subir el volumen a tope. Por unos segundos para que mis vecinos no tengan que golpear mi puerta. No puedes imaginarte lo alto que suena.

Es ridículo que un altavoz domestico alcance ese volumen. Pero además, cómo ha pasado en otros altavoces de la marca, el sonido empieza a distorsionar muchísimo a volúmenes altos. Nunca he entendido este movimiento de la marca. ¿No sería mejor limitar el volumen a un nivel humano y no mostrar esa distorsión horrorosa?

Quiero dejar otra vez esto claro, no me puedo imaginar una situación en que vayas a utilizar este altavoz con un volumen alto. A volúmenes que escucharía cualquier persona en su sano juicio no se mostraría distorsión alguna.

De hecho, de este punto en adelante, las canciones que pruebo las voy a escuchar teniendo el volumen está configurado en el nivel 2 de 10.

A este volumen de baja potencia (pero aún muy fuerte), el altavoz crea un sonido potente que es capaz de hacer vibrar las paredes y, si además, subes un ligeramente los bajos del Marshall Woburn II, la experiencia total que se crea es excepcional. Todo es a gusto de tu oído, si no te gustan los bajos puedes bajarlos un poco más con la app.

Pruebo alguna canción más delicada como es Perfect de Ed Sheeran. El sonido no es tan agresivo, y la sutilidad de la guitarra y la batería acompañan a una voz del cantante bien definida que parece flotar por encima de todo.

Movil con el altavoz Marshall Woburn IIEs una canción con menos profundidad del rango más bajo de frecuencias. Al Marshall Woburn II parece gustarle mucho este estilo y crea un sonido abierto con una claridad espectacular.

La batería suena perfectamente a un volumen medio en esta canción y pero subo un poquito más los bajos. Si me has leído alguna vez sabrás que a mí me gusta sentir la explosividad de los bajos. El Marshall Woburn parece añadir a los bajos esa potencia que le falta en la producción de la canción y parece sentarme muy bien a toda la experiencia.

El rango medio funciona muy bien con las frecuencias más altas con bastante espacio. Es un altavoz grande y puede crear sitio suficiente para que los instrumentos no se tengan que pelear por hacerse un hueco.

A pesar de que las voces dominan la canción, El Marshall Woburn no relega la guitarra y la batería a un aburrido segundo plano y se obtiene una claridad muy buena para disfrutar de todos los artistas que han hecho posible la canción.

regresar al menú ↑

Conclusión

El Marshall Woburn II tiene ese diseño que la marca nos tiene acostumbrados. Disfrutaremos de la potencia y claridad que el altavoz es capaz de producir, el modelo va a ser una buena compra sí valoras el volumen por encima de las opciones de conectividad.

Con el Woburn Marshall se acerca al territorio audiofilo, y aunque a primera vista pueda parecer un modelo caro, el sonido que puede producir le hace completamente justicia.

caja del altavoz Woburn IIComparándolo con sus hermanos más pequeños, el salto tanto en el precio como en la calidad del sonido es abismal. Ese altavoz woofer extra hace posible toda esta magia haciendo del Marshall Woburn uno de los mejores altavoces inalámbricos en el mercado.

Pero antes de comprarlo es mejor que consideres el uso que le vas a dar.

El mayor defecto que he encontrado es que no tiene muchas características adicionales. Así por ejemplo, la aplicación para el móvil no es muy potente y si quieres empezar a crear un sistema multi habitación de altavoces en tu casa quizás deberías mirar algo diferente como el Sonos Play:5.

regresar al menú ↑

Comparativa de precios

Etiquetas: