Tocadiscos Thorens – 3 modelos imprescindibles

Tocadiscos Thorens – 3 modelos imprescindibles

Website: www.thorens.com/

Hay un lugar especial en cada uno de nosotros que admira secreta o abiertamente la tradición y la artesanía fina de los fabricantes suizos.

Historia

Durante los últimos 150 años, muchas empresas han establecido el estatus de leyenda con su enfoque en la relojería, maquinaria de micro precisión y no menos excelente, el acabado del producto.

La calidad suiza representa un sinónimo de una calidad y productos duraderos a largo plazo.

Hay pocos entusiastas del vinilo, al menos eso espero, que no hayan oido hablar de los tocadiscos Thorens. Sus reproductores establecen el estándar para tocadiscos de calidad y precisión en la reproducción de vinilos.

Numerosos amantes de reproducción de música analógica de todo el mundo tienen en su poder uno de los modelos legendarios TD de Torens.

Muchos de los modelos, como por ejemplo TD-124 todavía se puede restaurar e incluso mejorar con nuevos componentes. Te hace pensar. Una vieja máquina de reproducción, que no sólo funciona, sino que pueden hacer frente a los rivales contemporáneos.

Me pregunto cuántas unidades serán aún funcionales o incluso reemplazandoles en 30-40 años alguna parte. Pocos supongo …

Vamos a repasar 3 de los tocadiscos Thorens que es posible encontrar a día de hoy en el mercado.

Thorens TD-235

Tocadiscos Thorens 235 desde una vista frontal
No me quiero entretener mucho con este modelo porque ya lo cubrí en otro post dedicado en exclusiva a él.

Aquí encontrarás mi opinión sobre el Thorens TD-235.

El TD-235 dispone de una eficiencia muy alta para el precio que cuesta. No es de extrañar que sea uno de los tocadiscos Thorens más vendidos.

Aunque el TD-235 no es un reproductor de gama alta como los otros modelos que vamos a ver, es lo más cercano que puede encontrarse en la gama media. Deja atrás a otros rivales en el mismo rango.

Thorens TD-206

Tocadiscos Thorens TD206 visto desde arriba
“Nivela el tocadiscos” es una de las primeras reglas del club del vinilo. Pero es sorprendente cómo algunos fabricantes han logrado convertir una tarea sencilla en uno de los más difíciles de dominar.

La manipulación de un tocadiscos con sólo tres pies, que no se ven y desde abajo, requiere las habilidades malabares generalmente reservados para el Circo Estatal de Moscú.

Afortunadamente, el fabricante suizo de tocadiscos Thorens ha estado en juego el tiempo suficiente – más de 80 años – para solucionar esta cuestión.

Los pies del tocadiscos TD 206 se pueden ajustar desde arriba, para que pueda mantener un ojo en el nivel de burbuja.

El TD 206 adopta la moda de tocadiscos clásico con un zócalo MDF rectangular, disponible en laca de un rojo brillante, negro o blanco.

En comparación con los modelos más elegantes Clearaudio Concept o Pro-Ject 2-Xperience 2-Pack, la Thorens parece funcional y en realidad no parece que su precio sea 1000€.

Es agradable ver el cambio de velocidad electrónico incluido, pero el interruptor no parece sólido o terriblemente agradable de usar.

A la derecha del plato accionado por correa se encuentra un brazo Thorens T90. Utiliza un tubo de aluminio laminado, que ha sido amortiguado en un esfuerzo por evitar las vibraciones hacia la aguja cuando está tocando.

Como estándar, el reproductor viene equipado con un cartucho AT95E de la misma compañía. Escuchar la Thorens TD 206 por un tiempo y descubrirás que el reproductor lo hace bastante bien.

Hay un buen nivel de detalle en el sonido. Pero se siente como si este tocadiscos Thorens está transmitiendo sólo una parte de la historia, mientras que los rivales no tienen problemas en expresar la vitalidad de una pista completamente.

Los bajos suenan pesados, pero también aplanados. Las notas graves suben y bajan con distinto peso, la Thorens exagera las más graves, alterando el equilibrio y desviando la atención a los medios y agudos.

Veredicto

No hay nada especialmente ofensivo en el sonido de este reproductor Thorens, pero da la impresión de que está fuera del nivel que nos tiene acostumbrados esta compañía. En este rango, se puede encontrar tocadiscos mucho más impresionantes.

Thorens TD-309

Tocadiscos Thorens 309
Este es un tocadiscos ganador de premios por su estética con un sonido fenomenal. Los recientes aumentos de precio, sin embargo, han llevado al coste de este modelo a un nivel muy alto.

Por poco más de la mitad del precio del tocadiscos Thorens superior, este diseño promete un rendimiento excepcionalmente alto a un precio asequible.

El TD309 viene completo, incluyendo el brazo y un cartucho magnético. Tiene un chasis secundario con suspensión, lo que hace que sea menos sensible al ambiente que otros rivales.

Dicho esto, todos los tocadiscos que he probado suenan mejor en un lugar con baja resonancia, tan lejos de los altavoces como sea posible.

El montaje es sencillo. Basta retirar los tres tornillos de la suspensión, encajar el contrapeso del brazo y el plato, y ya está. Hay un contrapeso de gran masa para equilibrar el peso del brazo y el cartucho.

Sobre el sonido

Un sonido limpio y preciso. A diferencia de la mayoría de los rivales, el tocadiscos TD309 dispone de control electrónico de velocidad.

Tiene un sonido excelente que funciona bien con la música clásica.

Hay detalles decentes, y una consistencia agradable durante todo el rango de frecuencias. El reproductor no favorece a ningún género en particular, ya sea el Automatic de REM o el LP de Naim.

Y, sin embargo, mientras que este tocadiscos Thorens es casi perfectamente, no tiene nada de especial. Su sonido es un poco aguantado, sin ese toque de brillo. Algo que hace que este tocadiscos no tenga una calificación de 10.

Tocadiscos Thorens – 3 modelos imprescindibles
5 (100%) 1 voto